Airbnb

5 consejos para usar Airbnb

viernes, enero 19, 2018



¡Hola a todos! Cuando pienso en viajar (ya sea low cost o no), siempre me planteo diferentes opciones de alojamiento, entre las cuales está Airbnb. Me he alojado ya en bastantes habitaciones o apartamentos y he aprendido mucho en esas experiencias, sobre todo en cuanto a cómo evitar decepciones.

Airbnb es una plataforma que está de moda entre los viajeros, pero también es cierto que puede albergar ciertas sorpresas cuando llegas a una habitación, además de que mucha gente no se anima a utilizarlo por el desconocimiento del anfitrión o el lugar.

Es fiable, generalmente barato y en muchas ocasiones es enriquecedor para el turista compartir estancia con los locales... así que ahí van algunos consejos de uso: 

(las habitaciones que menciono están enlazadas por si queréis echar un vistazo)


1. No te bases solamente en las fotos: ¡lee!

Cuando buscamos alojamiento en la página web o en la app de Airbnb tendemos a fijarnos en las fotos de la habitación para decidir si queremos dormir ahí. Es cierto que las imágenes dicen mucho acerca de cómo es el entorno: espacio, cama, luz, higiene... Pero casi siempre las imágenes son más atractivas que la realidad

Por eso, es necesario (aunque cueste) dejar de lado las imágenes y leer atentamente las evaluaciones de los inquilinos anteriores. Sobre todo es interesante fijarse en las quejas que se repiten varias veces y preguntarse si para nosotros es importante ese detalle o nos da igual. 

Ejemplo de cuando la lié: aquí puedo hablar de un caso en el que alquilé una habitación para pasar un fin de semana en Granada que parecía amplia y cómoda, y resultó tener la temperatura de la cima del Everest en enero, así que me comí una gripe (no es broma) por haberme fijado en las fotos y no haberle dado importancia a las evaluaciones. Pero prefiero comentaros también otro caso para que entendáis lo importante de leer acerca de la habitación en las evaluaciones: tanto en Budapest como en Florencia, la persona que hacía las fotos debía tener menos arte que una sopa sin sal así que éstas eran bastante mediocres, pero leyendo los comentarios la gente hablaba de que el lugar era de ensueño... ¡y así fue! Todo el piso para nosotros, un baño espectacular, una localización inmejorable y un casero tan majo, tan majo... que ni siquiera vivía allí. :)

2. Escoge habitaciones con muchas evaluaciones

Aunque hay habitaciones y apartamentos con puntuaciones excelentes, lo que realmente hace un Airbnb bueno es que tenga muchas evaluaciones, porque eso quiere decir que es muy concurrido (no necesariamente de 5 estrellas, ten en cuenta que la gente puede ser muy crítica). Cada uno pone el límite donde quiera, pero yo personalmente no valoro habitaciones que tengan menos de diez críticas, porque me da la sensación de que no hay una crítica formada respecto a ese Airbnb.

Ejemplo de cuando la lié: la primera vez que alquilé un Airbnb en Praga (que ya no existe y por eso no tiene enlace) estuve en una habitación con cinco o seis evaluaciones de inquilinos. El alojamiento fue bueno, la cama cómoda y todo muy higiénico. Sin embargo, me encontré con la sorpresa de que la anfitriona: a) era muy novata en la App y en su funcionamiento, así que no tenía muy claro el servicio que iba a prestar, ni las horas de entrada o salida; b) no entendía 'ni papa' el inglés así que imagínate tú a Lyly hacendo aspavientos con las manos; y c) no conocía la posibilidad que ofrecen muchos Airbnb de dejar las maletas en la casa tras la salida de la habitación para ver tranquilamente la ciudad. La señorica era un solete, pero la comunicación fue nefasta... 

3. Fíjate primero en las malas opiniones

Para mí, esto no es un consejo, es más bien una norma básica. Cuando un apartamento o una habitación me ha convencido a primera vista por su precio, ubicación y por sus imágenes, me voy directa a los comentarios negativos. Es ahí donde puedes descubrir los puntos flacos de la habitación. Con el ejemplo que os doy quedará mucho más claro...

Ejemplo de cuando la lié: hace unos meses busqué un Airbnb para alojarme en Córdoba (España), y vi una bonita habitación con buenos comentarios. Se repetía en varios comentarios que el entorno era algo ruidoso, pero sin embargo, los huéspedes anteriores no le habían dado importancia a eso y como el anfitrión debía ser majo, las valoraciones eran positivas en general y decidí reservarlo. Cuando estuve ''''''durmiendo'''''' allí (nótese el sarcasmo) podía oír hasta los suspiros de quienes paseaban por la calle a altas horas de la noche, y fue un infierno. ¡¡Bravo, Lyly!! 

4. Escribe al anfitrión

Los anfitriones, normalmente suelen estar abiertos a tener un chat contigo. Es importante que escribas al anfitrión antes de hacer una reserva, por dos motivos: en primer lugar, porque si no te contesta eso sería una señal de que la habitación puede no estar ya en alquiler o sencillamente el anfitrión pasa bastante de sus huéspedes, lo cual de entrada ya no interesa (si necesitas su ayuda en cualquier momento en la ciudad de destino, probablemente no esté predispuesto). Por otra parte, podrás comentar con él cualquier necesidad o inquietud que tengas: si tiene comunicaciones o transporte público cerca, cuál es el clima en esa época, dónde conseguir las llaves, si puede hacerte una excepción con la hora de entrada, si tiene cama supletoria o cuna... etcétera. Normalmente las características de un alojamiento suelen estar bien descritas, pero siempre es mejor comentarlo con el anfitrión, ¿quién sabe si puede adaptarse mejor a ti? 

No tengo ejemplo de cuando la lié, básicamente porque siempre he sido tan 'cagona' que he hablado antes con el anfitrión. Lyly wins.


5. Asegúrate de los recursos que tiene el alojamiento

En países donde el alojamiento tiende a ser caro como Reino Unido, es bastante recurrente que cuando un Airbnb es barato tenga algunas pegas y trate de conseguir dinero por otros medios (vendiéndote toallas, poniéndole precio al Wifi o a la calefacción...). Por eso, hace falta chequear con detalle los servicios que aparecen en la página del alojamiento en cuestión. Los comentarios te ayudarán también a saber qué puede faltarle o qué tiene, y sobre todo preguntar directamente al anfitrión es muy útil para eso. 

Ejemplo de cuando la lié: llegar a un alojamiento y que no haya toallas no es un buen plan. 


¿Algún otro consejo que daríais los que habéis usado Airbnb? Y a los que aún no os habéis animado... ¿Cuáles son vuestros miedos? 






consejos

Viajes de fin de semana para febrero

viernes, enero 12, 2018



El mes de febrero se acerca sin días festivos para poder hacer una escapada tranquila, así que por si pensabais que os ibais a quedar sin aventura... ¡Aquí estoy yo para mostraros cuatro destinos europeos ideales para fines de semana que yo misma he podido ver en dos días!

córdoba

Guía de Córdoba en dos días

viernes, enero 05, 2018


Córdoba (España) es una ciudad andaluza, mágica por su tradición e historia. A la orilla del río Guadalquivir, esta ciudad está alzada con arquitectura que refleja su paso por diferentes culturas (romana, musulmana y católica) y que crea un entorno mágico para enamorar.

estilo de vida

Querido 2018...

domingo, diciembre 31, 2017



El año que acabamos de dejar atrás se ha portado bien conmigo, y eso que yo no he sido buena con él. En muchas ocasiones me he dejado llevar por el trabajo y los estudios, he sacrificado mis aficiones y mi tiempo libre, y he necesitado algunos tirones de orejas para darle parte de mi tiempo a lo que importa.

I

jueves, diciembre 28, 2017

Nací en Mallorca, un jueves de verano. A mis veintiuno, metí mi vida en una maleta y dejándome llevar por el corazón llegué a parar a Madrid. Ahora soy parte de la jungla de cemento pero sigo siendo una criatura de mar.